-

Servicios

Tras la comunicación del Banco Central Europeo de la inviabilidad del Banco Popular y su posterior compra por el Banco Santander, de la noche a la mañana, los más de 300.000 accionistas del Banco Popular pasaron a perder la totalidad de su inversión.

Dada la situación actual, desde Balms Abogados queremos informar a los accionistas, bonistas o inversores del Banco Popular que tienen derecho a reclamar judicialmente como medio más seguro para recuperar su dinero, por lo que les recomendamos a todos los afectados que se pongan en contacto con nuestro servicio jurídico que estudiará cada caso concreto con detenimiento.

Las acciones a emprender dependerán mucho del momento en el que se adquirieron las acciones, la forma y el contexto:

Compra de acciones con ocasión de la ampliación de capital del Banco Popular de junio de 2016

Si compró acciones con ocasión de la ampliación de capital del Banco Popular en junio del 2016 y el folleto informativo no mostraba la imagen financiera real de la entidad puede reclamar la inversión perdida. La demanda, en este caso, se dirigiría contra el Banco Popular y dada la fusión por absorción de este por el Banco Santander, sería este último el responsable por sucesión universal.

Además, el artículo 38 del Texto Refundido de la Ley del Mercado de Valores establece la responsabilidad del emisor, oferente y administradores, así como del garante y de la entidad directora. La entidad sería la responsable de los daños y perjuicios que hayan sido causados como consecuencia de informaciones falsas u omisión de información relevante.

Compra de acciones por asesoramiento de la propia entidad

Si fue la propia entidad la que le asesoró y recomendó la compra de acciones también podría reclamarse al Banco Popular la devolución de la inversión por no haber recibido un correcto asesoramiento. No obstante, necesitaría probarse que fue el banco o alguno de sus empleados quien recomendó la compra de las acciones.

Compra de acciones con financiación del propio banco y pignoración de las acciones

Si la compra de acciones se hizo conjuntamente con financiación del propio banco y pignoración de las acciones, puede reclamar la anulabilidad tanto de la compra de acciones como de los contratos de préstamos suscritos con el banco.

La acción judicial se fundamenta en la existencia de un vicio invalidante del negocio jurídico por la existencia de error que afecto al consentimiento contractual prestado en la contratación con el banco. La anulabilidad del negocio jurídico de suscripción de las acciones conlleva la nulidad igualmente del contrato de préstamo y el reintegro de las cantidades abonadas indebidamente.

Compra de acciones en el mercado secundario

En este caso se entiende que su suscripción ha sido totalmente voluntaria y su posición jurídica será más difícil de defender jurídicamente, salvo que se pueda acreditar la mala gestión de los administradores o la existencia de fraude o engaño en los productos que salen a bolsa. No obstante lo anterior, habría que analizar su caso particularmente y determinar la responsabilidad del Banco Popular en el supuesto concreto.

Nuestros especialistas

Francisco Lorenzo Martínez

Balms Marbella

Abogado en ejercicio desde 1996 con amplia experiencia en el área del derecho procesal general. Especializado en derecho penal y civil general. Colegiado nº 3.880 del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga...

Pablo Antonio Sánchez

Balms Marbella

Abogado especializado en Derecho Procesal Civil, así como en materia contractual civil y mercantil...

Contacte con nosotros

* Campos obligatorios
Deseo suscribirme al newsletter

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra política de cookies.